Regional

Así fue el rescate de parapentista en Ansermanuevo

14 de Septiembre de 2020 538

La aventura para Julián Andrés Franco Ballesteros comenzó bien temprano el sábado cuando a bordo de un parapente realizaba un vuelo por los aires del municipio de Ansermanuevo.

Pero cuando todo parecía ir muy bien, al parecer un fuerte viento lo empujó hacia las cuerdas de alto voltaje de energía que cruzan a la altura de la Hacienda Potrerillo, donde el ala de su parapente quedó enredada.

Julián Andrés quedó suspendido a una altura de 150 metros del suelo hacia las 10 y 30 de la mañana, cuando inició su larga espera para que los organismos de socorro lograran su rescate.

Advertidos los socorristas sobre la situación, se desplegó un operativo de rescate conformado por unidades de los cuerpos de bomberos de Ansermanuevo y Cartago, la Defensa Civil de ambas ciudades, el comité municipal de gestión del riesgo local y la policía en coordinación con la empresa de interconexión eléctrica.

Las horas para Franco Ballesteros de 37 años se tornaron eternas, pues fue informado que era necesario esperar la llegada de un equipo de expertos desde la ciudad de Cali.

Este es el panorama que el deportista extremo contemplaba desde arriba, mientras se adelantaba el operativo de rescate y esperaba la llegada del equipo especial desde la capital vallecaucana.

Transcurridas más de 8 horas y arriesgando sus propias vidas, los rescatistas lograron subir por una de las torres de energía y con un equipo especial se desplazaron por las cuerdas hasta llegar a donde Julián Andrés para luego asegurarlo y bajarlo lentamente hasta el suelo.

En tierra lo esperaban los paramédicos y otros integrantes del grupo de rescate, donde comprobaron que el deportista extremo se encontraba en buenas condiciones y procedieron a trasladarlo al hospital Santa Ana de los Caballeros para su valoración.

Ya en proceso de recuperación en el centro asistencial este Ingeniero de sistemas, y parapentista en formación, agradeció a todos los que participaron para que su aventura terminara de una forma feliz.

Su esposa quien estuvo en todo momento pendiente de su rescate, con lágrimas en los ojos se unió a las palabras de agradecimiento de Julián Andrés.

Sin duda esta será una experiencia que difícilmente podrá olvidar y por la cual siempre estará agradecido con estos valientes rescatistas que lograron bajarlo sano y salvo.



Lea también...


Scroll to Top